lunes, 20 de abril de 2009

Poema a un niño especial



mientras el coro cantaba
tú aleteabas
cual pájaro herido

el pie intentaba
la música seguir

tu rostro
transformado por una gran sonrisa

y mis ojos aguados
al verte tan feliz

Chelo Villalba ©2009

4 comentarios:

Tere Casas dijo...

esa tristeza que sentimos ante el otro ser que habita su mundo, desconociendo si el suyo es mejor que el nuestro.

jose rasero dijo...

¡Qué bello escribe! ¡Un saludo desde Cádiz, Andalucía!

Versos complicados dijo...

Señora permítame felicitarla desde mi corazón emocionado.

Cada día me convenzo más del dicho, "de tal palo, tal astilla". Lo digo por su hija María Teresa, amiga de mi alma.
Destila Ud. en sus poemas todo el amor que conmueve en la solidadridad.

Un beso y abrazo grande,
Migdalia

Karina dijo...

Este me traslada a grandes momentos...

Hay que haber vivido rodeado de momentos felices (quizás como este) para poder entender las dos últimas líneas.